el d_efecto barroco: políticas de la imagen hispana

Icono

وسبتة ومليلة؟

De nuevo, el doble rasero de la política exterior española. Se rasgan las vestiduras por Gibraltar, y nadie habla de Ceuta y Melilla.

imagen-1.jpg

imagen-3.jpg

imagen-4.jpg

Archivado en: el (d)efecto barroco, , ,

“Nosotros lo respetamos al señor presidente”

El miércoles 15 de julio de 2009, un sujeto que dijo ser Servando Gómez, alias La Tuta, jefe del clan “La familia” de narcotraficantes, llamó a un programa de televisión en Michoacán, y al aire pidió la apertura del diálogo a Calderón:

“Queremos que el señor Presidente de la República, el señor Felipe Calderón, sepa que no somos sus enemigos, nosotros lo respetamos, somos personas conscientes, está haciendo una labor muy grande […] Nuestro pleito es única y exclusivamente con la Policía Federal Preventiva y la Fiscalía”.

Una de las cosas más impresionantes que he visto nunca, la verdad. Un peligroso delincuente que llama a la TV, que le dan paso en antena -en directo-, que pide solícita y candorosamente al estado que “le respete”, que está a favor de la labor del gobierno y del ejército para acabar con él, que da su propio nombre y que se queja amargamente de las “trampas” del enemigo por detener a su hijo, que iba a ser profesor. Verdaderamente alucinante.

Leer la conversación íntegra aquí.

Archivado en: el (d)efecto barroco, , ,

La Isla de la Flores, de Jorge Furtado

Qué grande es este trabajo, que pasan los años y crece su potencia: “La isla de las flores”, de Jorge Furtado (Brasil, 1989)

Archivado en: el (d)efecto barroco, ,

El Humboldt Forum de Berlín

Desde la reunificación, se están produciendo unos preocupantes movimientos ideológicos, políticos y culturales en Alemania que afectan seriamente una memoria crítica de la historia del país, mediante un intento de volver a poner en la mesa una lectura nacionalista trasnochada, profundamente prusiana -en el peor sentido histórico del término- y heredera de las más rancias y peligrosas lecturas culturales de la historia germana. Porque la cultura es precisamente el vehículo que se blande para conseguir el objetivo, que no es otro que recuperar solemnemente el espíritu imperialista alemán a través de la excusa de la “reconciliación” tras el fin de la Guerra Fría. Reconciliación entre países, pero sobre todo reconciliación nacional con el pasado. La cultura, por tanto, como marca nacional de Alemania, es la herramienta apropiada para reconstruir un cierto sentido de ciudadanía. Ya hemos visto en otro lugar como esa idea ficticia de ciudadanía ha movido los hilos de muchas de las políticas culturales que conocemos.

El tema que en concreto nos ocupa es la campaña de reconstrucción del Berliner Schloss (Palacio Berlinés) y su reconversión en el Humboldt Forum, en homenaje al naturalista y geógrafo alemán Alexander von Humboldt, quien exploró tierras americanas a principios del siglo XIX, trayendo consigo vastas informaciones sobre el mundo natural y cultural americano. La idea es convertir el palacio en un gran museo que reúna gran parte de las colecciones etnográficas y antropológicas alemanas dispersas hoy en otros centros.

Es difícil encontrar actualmente en el mundo un ejercicio semejante de etnocentrismo decimonónico, actualizado en nombre de la globalización y de un nacionalismo “ecuménico”, que pretende dar a entender un nuevo orden de cosas tras la Guerra Fría, que no es otro que el mismo orden previo a ésta. Se trata de la “reconciliación” entre países (sobre todo, dentro de la misma Alemania); un “nuevo” sistema de relaciones globales basado en el germen de la ilustración europea del siglo XVIII, ahora supuestamente adoptado a escala universal.

Para ir abriendo boca, las autoridades han abierto una exposición en el Altes Museum, en la que se despliegan algunos de los contenidos que habría en el nuevo museo. La muestra despliega un concepto museográfico como si la museografía se hubiera detenido a principios del siglo XIX y las ciencias sociales no hubieran evolucionado en absoluto: sociedades y objetos, personas y animales se colocan todas en un mismo plano taxonómico, taxidérmico y naturalista al servicio del ideal categorizador de una sociedad -la alemana- intérprete del mundo y de sus significados. Sólo falta el “Negro de Banyoles”.

Algunas imágenes lo dicen todo:

p1010369.JPG

Humboldt se muestra como el padre popular y fundador de las ciencias en América Latina. Paternalismo y exotización van de la mano.

p1010370.JPG

Todo el globo está conectado directamente a Berlín mediante cordones umbilicales. El mundo existe gracias a que Alemania es capaz de interpretarlo “adecuadamente”.

p1010371.JPG

Rituales, lugares y objetos son considerados de la misma manera: listas catalogables.

p1010372.JPG

Algunas de las citas escogidas en los plafones de la muestra no pueden esconder el profundo carácter etnocéntrico de la mirada propuesta. El lenguaje, además, transporta a ciénagas posrománticas alemanas, llenas de cadáveres.

p1010378.JPG

Al final de la muestra, se exhibe, por el contrario, la aportación de la cultura alemana al mundo: ciencia, progreso, técnica, modernidad.

Paralelamente, se ha abierto un punto de información para atraer a los ciudadanos berlineses, alemanes y a los turistas, a fin de que colaboren en el proyecto mediante donaciones y participaciones de todo tipo, comprometiendo a la ciudadanía en el esfuerzo “nacional” de reconstrucción de la “comunidad”.

p1010382.JPG

Los donantes pueden ejercer su participacion adquiriendo restos o copias de restos de la antigua arquitectura del lugar. Los ejemplos, en fin… lo dicen todo por sí mismos.

p1010385.JPG

p1010384.JPG

Ciertamente es difícil no tener presente otras imágenes de maquetas urbanas de Berlín, de especial devoción nazi:

bild-146iii-373-copy.jpg

La batería promocional y propagandística no acaba ahí. Se han editado webs, periódicos y panfletos que, sin lecturas demasiado atentas, ya dan una idea de quien está detrás y de lo que se persigue. Quizás esto es especialmente sorprendente, que no se esconden en absoluto, que no hay sutileza alguna. Las siguientes imágenes están extraídas del periódico The Berliner Schloss Post, con dos versiones en inglés y alemán, editado para la ocasión.

1.jpg

En la portada, el presidente federal alemán exclama su alegría.

img172.jpg
El mundo, en el centro de Berlín. Humboldt nos mira a la cara, mientras un lugareño, en pose sumisa, le entrega un objeto. Alemania, Europa, se convierten en el “demiurgo”, en el eslabón sustancial en la cadena de valor entre Naturaleza (los otros) y Civilización (Kultur), entre el pasado (colonialismo) y “nosotros”, la modernidad, el espectador.

img173.jpg
Los productos culturales de los “otros” son simples manifestaciones eróticas y exóticas -como reza el pie de foto-, mientras las obras de las paredes son verdaderas pinturas.

img175.jpg
img174.jpg

Comentarios de VIPs: arquitectos, políticos, artistas, incluso Goethe, renacido entre los muertos opina sobre el tema, sólo que con una frase verdaderamente reveladora, cuya presencia únicamente puede explicarse por el entusiasmo que los organizadores ponen: “De las mentiras y la imaginación el arquitecto crea un tercer elemento que nos encanta”.

img176.jpg
Sí, sí, Henry Kissinger en persona.

img177.jpg
La reconciliación és la llama que guía el proyecto. La reconciliación del pasado oscuro de Alemania, se entiende:

img178.jpg
“Soy judío y me gustaría hacer algo hacia la reconciliación”.

img179.jpg
img180.jpg
Al ciudadano se le pide que “muestre su espíritu público” con las donaciones. De alguna manera, todo esto ya nos debe sonar a los que vivimos el Forum de las Culturas de Barcelona en 2004: “Paz, tolerancia y sostenibilidad”. ¿Quién podía estar en contra de semejantes argumentos? Los críticos del Forum, que argumentaban que todo era una operación inmobiliaria y de marca, eran aquellos que no querían adherirse a esas premisas, que no eran “buenos ciudadanos”.

Afortunadamente, han aparecido algunos colectivos berlineses que se oponen frontalmente a esta monstruosidad cultural y política. Entre ellos, un nutrido grupo de creadores de la ciudad ha organizado el AntiForum Humboldt, desplegando toda una serie de actividades, tanto de denúncia como de reflexión, con el objetivo de paralizar la operación.

antih.jpg

Los días 11 y 12 de julio reunieron un gran número de personas en el Sophie Theater de Berlin y en la Humboldt Universitat. En estas jornadas, se expusieron las razones críticas de la denúncia del proyecto, así como una serie de reflexiones sobre las diversas estrategias de “Nation-branding” desarrolladas en otros contextos, como Rúsia, Reino Unido, China, Bolivia o España.

p1010364.JPG

p1010379.JPG

En breve, se producirán otros encuentros para tratar temas como las exposiciones poscoloniales o el concepto de restitución cultural.

Para seguir estas actividades, consultar la web de la plataforma:

http://www.humboldtforum.info/

Archivado en: políticas de la imagen, , , ,

La lengua y la dictadura: España y Guinea Ecuatorial

El Ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, viaja a Malabo, Guinea Ecuatorial, para tender la mano a Obiang, presidente de Guinea y uno de los más atroces dictadores africanos. Moratinos cree que en Guinea “se ha abierto una cartera de oportunidades” para las empresas españolas gracias a los grandes recursos petrolíferos del país.

Ello lo justifica por el hecho de que Guinea Ecuatorial, excolonia española, es el único país africano en donde se habla castellano, por lo que ofrece que se sume a las Cumbres Iberoamericanas a partir de este año.

No se puede ser más cínico. La lengua castellana “limpia, pule y da esplendor” a aquel que la habla: es como una indulgencia que deja el curriculum como una patena. Hablar castellano es como confesarse: pelillos a la mar!

Ver noticia completa.

20090712elpepinac_6.jpg

rae.jpg

Por cierto, que Moratinos se fue con Fraga, antiguo responsable franquista para temas con Guinea. Impagables las palabras de Don Manuel.

La dictadura guineana agradece a Fraga sus elogios a Obiang.

Hace años, en el marco de la producción de la exposición que hicimos sobre “El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad, ambientada en parte en Guinea Ecuatorial, filmamos la apertura del remodelado Centro Cultural de España en Bata, en la parte continental del país. En los discursos, ya se podía apreciar muchas de las cosas que aquí comentamos:

Archivado en: políticas de la imagen, , ,

“El caballito” y la función del arte

En 1803, Manuel Tolsá recibió el encargo de realizar una escultura ecuestre del rey Carlos IV de España para la Ciudad de México. Se la conoce popularmente por “el caballito”. Desde entonces ha sido celebrada como una de las mejores esculturas coloniales americanas. Los avatares políticos tras la independencia hicieron que el monumento fuera cambiando de sitio en la ciudad, y no pocos quisieron verla destruida.

En 1979, fue finalmente emplazada donde está hoy, en la Plaza Manuel Tolsá, frente al Palacio de la Minería, en el centro histórico capitalino. Pero se le añadió una placa en la que se expresaba que “México la conserva como monumento de arte”, dando a entender el rechazo hacia el significado colonial que representa.

Pero esta placa tiene mucha enjundia desde el punto de vista de la función del arte. Si toda obra representa un sistema de relaciones simbólicas, contextuales y de sentido social de un momento histórico dado, ¿cómo es posible disociar la obra del sentido que acarrea? ¿Es posible mantener una obra por su valor artístico y divorciarlo de las razones que la hicieron posible? ¿No es la cultura barroca el ejercicio precisamente de desvincular un determinado sentido de las formas culturales de los fondos sociales que las generan?

dsc03277.JPG

caballito.jpg

Por cierto, que hace poco encontré este poster del Servicio de Protección del Patrimonio del Gobierno de la República durante la Guerra Civil.

cartel_proteccion_arte.jpg

Archivado en: el (d)efecto barroco, ,

Los anos de la villa

Un supuesto “error” en el diseño del cartel de los Veranos de la Villa de Madrid, hace que se suspenda la campaña promocional. El alcalde Ruiz Gallardón amonesta severamente a los responsables. La concejala de Medio Ambiente, Ana Botella, esposa del ex-presidente del gobierno José María Aznar, se descolgó con una broma: “Yo creía que era el cartel de las fiestas del orgullo gay, ya que los gays que vienen en estas fechas a nuestra ciudad, vienen precisamente a ver anos de la villa”.

Los diseñadores han dicho: “Hicimos varias pruebas de tipografía y ésta era la versión que más nos gustaba visualmente, aunque no caímos en el posible juego de palabras. De todos modos pensamos que es un juego de palabras que sólo lo ve alguien malpensado y que no sabe de diseño”. No cayeron en el posible juego de palabras. Es lo que tiene el diseño low-cost. La verdad es que casi huele a “fake”.

Ver noticia

veranosok.jpg

Gracias a Quim Tarrida por el toque.

Archivado en: el (d)efecto barroco, , ,

Únete a otros 25 seguidores

Catálogo El d_efecto barroco. Políticas de la imagen hispana

La memoria administrada. El barroco y lo hispano

Archivo de prensa (impresa y online) de noviembre de 2010 a abril de 2012

Acerca de este blog

El d_efecto barroco. Políticas de la imagen hispana: un proyecto de investigación sobre el mito barroco en el relato de lo hispano, iniciado en 2004
Exposición y catálogo/DVD en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), 2010-2011; Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Quito, Ecuador, 2011-2012
La memoria administrada. El barroco y lo hispano, Katz, 2011

Coordinación general: Jorge Luis Marzo y Tere Badia